Mostrando entradas con la etiqueta Texto de Mónica Pedraza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Texto de Mónica Pedraza. Mostrar todas las entradas

martes, 5 de diciembre de 2017

Julius








No hay lugar donde esconderse.El silencio es piel.En el desierto todo arde.El escondrijo de la lagartija es oscuro y frío sin embargo. Julius se había ido de la casa de sus padres hace tiempo. Y todavía se sentía en deuda.Una enorme pena le pesaba en el pecho y le impedía ser feliz fuera donde fuera.


Pensaba en su madre, en la larga figura familiar, en la amorosa figura materna siempre presta a auxiliarlo, a brindarse ante cualquier duda que tuviera. Y quizás esa gran devoción de su madre lo terminó lastimando, porque lo dejaba cubierto cuando él quería desollarse y gritar para saber que cosa era eso del dolor, la enfermedad, existir.


Había sido un hijo de la adultez de sus padres y por eso el cuidado, el intenso sermón cuando volvía tarde, temían y temían perderlo. Era como una cruz atravesándolo desde niño.


Por eso un día salió a comprar unos diarios, vio la puerta abierta le dijo a su madre que ya volvía y no regresó...Vio la oportunidad y la tomó.Los llamó a la noche para tranquilizarlos y decirles que había volado del nido, que no se preocuparan. Lo atendió su padre, lo insultó eso de que "mal hijo" y bla bla bla , alcanzó a oir a su mamá sollozar.

La Vida es un círculo, el Tiempo es circular, la alegría es pequeña, el dolor es largo y continuo. Julius podía sentir eso y seguir aún a pesar de eso, del llanto de la madre y el enojo del padre.


Los primeros días debió arreglarse para comer con cualquier trabajito por ahí, siempre caía parado, era alto y bonito. La gente siempre tendía a pensar bien de él en una primera impresión, era educado, muy educado.Hubo noches con derrotas inmensas como batallas perdidas y cuerpos, evolución, regresión,involución, asfixia,cuerdas, noches de disco y enfermedad.Búsqueda de calor, obsesiones, manías. Trabajos, hastío, verguenza y sexo.


Y llegó el amor, Sebastián. Y el intenso sufrimiento y la dicha aparente. Vivieron juntos, demasiado tiempo se dice. Sebastián era interesado, vivía trabajando, frío, frío.

Cuando se conocieron le había parecido hermoso,vital aunque siempre tenía un aspecto de perdido, de fragmentado.Vaya a saber , Sebastián era parco, hablaba lo justo, era intenso a su manera, energético y muy frívolo.El día que se separaron, lo miró a los ojos por última vez y sólo vio vacío, oscuridad, miedo en él. Julius había tratado de todos los modos que Sebastián perdiera el miedo, que se tranquilizara, le hablaba siempre que había un futuro juntos, que no temiera la pobreza, el ridículo...

Imposible. Tarea imposible.

Julius se fue lejos de Sebastián ni siquiera quería estar a metros de él. Viajó mucho solo. Viajar solo ayuda a conocerse a fondo, a agrandar el valor, toda noche fuera, lejos es una noche que podría ser temible pero es experiencia, es capacidad de encontrar fuerzas, estrategias de supervivencia, también es disfrute.

A veces llamaba a su madre para escuchar la voz querida y no contestaba, la escuchaba con atención. Muchas veces cuando cortaba la comunicación lloraba.Se decía que algún día los visitaría, que les diría a sus padres que no se fue por nada en especial sino que quería respirar, equivocarse, saberse solo y sin miedo.


Cierra los ojos, luego de la lluvia hay un arco iris intenso , de los más intensos que ha visto y pide en murmullos algo, algo que ni siquiera llega a escuchar.O que tal vez no quiera escuchar, saber.No pide por Sebastián, sabe que ya tiene compañía. Sus amigos siempre se lo dijeron y nunca les hizo caso. Pide por él mismo, pide un lugar en el mundo donde poder ser un hombre entero, fuerte, íntegro, perderse en alguien que sea magnífico. Pedir imposibles es la manera de exorcizar la noche, el frío, el desierto, las rutas y la tristeza.


Mónica Pedraza

viernes, 24 de noviembre de 2017

Silvia







Se le hace tarde siempre. Tiene reloj pero lo usa de adorno.Silvia llega después de hora siempre. Tanto, tantísimo que a Elias lo tiene harto esa costumbre.Costumbre que le quiso sacar cuando se conocieron hace veinte mil años pero fue imposible.Le colocó alarmas, relojes aquí y allá , insufrible.


Los anhelos de Silvia son comer, masticar, etapa oral. Tipo dinosaurio que hubiera venido de la era glacial con hambre atrasada. Devora lo que encuentra a su paso. Y es flaca pero se come todo.


El deseo pasa por la comida, se compensa de la vida. La Vida se sienta al lado a masticar con ella. Mina voraz, tragona.


Quizás su maña venga cuando vivía con su madre que la hambreaba, "lo justo y necesario" decía. Algunos fideos, frutas, algún pescado, nada de dulces, nada de pan...Agua en una botella, muy fría, en la heladera, algún yogurt y sidra.A su madre la volvía loca la sidra.De esa época es que odia las manzanas , le recuerdan a su madre, mezquina, fría, una congeladora.


A Elias en cambio lo vio como un postre, le caía la baba por Elias como si hubiera visto una torta Rogel o una gloriosa cupcake con mucha crema, mucho color y muchas grageas de colores. Hummmmmmmmmmm.


Y pone ristras de ajos en la cocina, por si vienen vampiros o murciélagos. Buenos Aires, la Capital está llena de murciélagos que se meten en los taparrollos, "guarda con los taparrollos" les dice a sus amigos.No pone ristras de ajos en la habitación porque Elias ya la amenazó mil veces con irse si lo hacía. Adora el ajo, hiede. A su alrededor no crece nada.

En general le da todo igual, le importa bien poco todo excepto Elias. A Silvia le encanta andar en bata por el departamento, la ropa en el placard se le cae encima pero ella anda de bata. Se produce para la oficina pero cuando llega tira todo en la habitación, zapatos, trajes y se desnuda y la bata encima , por fin , se siente libre, descalza. Si no fuera shockeante andaría todo el día desnuda por la casa.


Silvia dice que el cuerpo es luz, brilla. Si apagás toda iluminación artificial, alumbra.El cuerpo tiene hambre de otros cuerpos. No hay ninguna saciedad para ese hambre. Como el oxígeno. Sí, como el oxígeno.


Mónica Pedraza

jueves, 16 de noviembre de 2017

Julieta










Julieta



Se le enreda el pelo.Veinte veces se lo peinó. Se lo planchó,se hizo rulos. Es una suerte tremenda que el cabello resista tanto maltrato. Nunca está contenta con lo que ve. El espejo es un lente oscuro y ve fundido total ,negro, black.No se ve. Hay mucho problema cuando alguien ya no se ve en el espejo o todo lo que ve lo ve mal.


Juliette, Julieta pero no la de los espíritus, la de Fellini esa no. Julieta es común, es ordinaria, tiene juanetes. Huele mal. Le rehuyen todos, las mujeres la consideran densa , los hombres ni se le acercan. Bah para el sexo, que es lo mismo que la nada, el acto mecánico, subir , bajar. Total, diez minutos de nada. No siente nada.Transpira, suda mucho, odia el sexo como odia su nombre Julieta.Adoraría tener esos nombres rimbombantes como Olivia, Felicitas, Pía... pero no Julieta. Putea a sus padres, "malditos" dice.


Sus padres nunca la quisieron...Tal vez su padre munido de una infinita piedad. Pero su madre no, definitivamente no. Su madre temía que alguien le preguntara si el engendro era de ella. Ella tan blanquita, tan coqueta, tan años cincuenta.Su hija, una débil mental, una terrible cochina que ni cocinar sabe.


Julieta que pide un Romeo al menos un Romeo de barrio, moreno, rubio, engreído, voluptuoso, banal, confidente, patético, terrible, sucio como ella.Lo que sea. Alguien con quien batirse a duelo y que apechugue cuando alguien le grite desde el frente "Gorda, no te comas los helados ". Que no salga rajando que se quede...


El desamor es una espiga vieja. Tipo la de los santitos después de un tiempo, queda como paja vieja en la estampita. Como un pedazo de escoba seco, duro, entre amarillento y papiro. Los que son devotos creen en esas estampitas con olor a viejo y a pueblo. Esas estampitas con la espiga vieja y enhiesta. Pero Julieta no cree en nada ni siquiera en ella. Ni en el peinado que se inventa todos los días para enfrentar la sequedad, la angustia de no ser, la maldad, el no haber sido concebida con la gracia sino con pura calentura...


Piensa que de nada vale el intento de levantarse porque asegura que no hay nada que se pueda hacer con una piba de barrio que aspira a ser una yegua y cuya melodía de cabecera es la de algún tema de Leo Dan.



Mónica Pedraza

lunes, 13 de noviembre de 2017

La noche tiene bordes dentados










Vos vas a nadar la noche, que es larga y tiene bordes dentados. En esa ferocidad espectral, vamos a hundirnos en sus fauces y a ser eternos.

Mónica Pedraza

domingo, 29 de octubre de 2017

Reykjavik







Reykjavik


El aire se hace trizas. Apuras el paso, la noche se cierne sobre nuestros espectros, en los viejos bares mundo de soledades. Me he puesto el traje que te gusta, el cabello acicalado...Todo será en vano, las flores son mustias, el hedor del cigarrillo se me queda fijo en el sweater.Apesto.

Me decís que basta con nosotros dos, que seamos suficientes y hermosos , que seamos Infinito, pero yo siento que tus palabras tiemblan, flotan en este boliche mugroso y perdido. Y sé que me estoy perdiendo una fiesta, y que no sé donde es. Y quisiera juro que quisiera saber.Pero a través de mi hombro ya estás mirando a otro. Cuando decís que me amás.

Te devuelvo el anillo que me regalaste.Pago la cuenta.Estás pálido, demasiado. Me levanto y me voy.El dolor de estómago me parte al medio.

Si estuvieras en el océano serías una medusa, gelatinosa, incierta, inmigrante, incierta, nada tentadora.

Hago las paces con mi alma, silbo alguna melodía al salir, una que me sé de memoria.Llovizna fino y me doy cuenta que por primera vez la vuelta a mi casa me va a gustar, mojado y todo, me va a encantar cruzar la puerta y encender la luz.Sentirme a salvo, protegerme.

Que el mundo que nos contiene está dentro jamás afuera.Pondré un disco viejo de Virus. Saltaré un poco, bailaré. Para sacarme el frío, el hielo, el Rejkavik perenne.


Mónica Pedraza


lunes, 9 de octubre de 2017

Ernesto Guevara Lynch de la Serna, " El Che"







El 9 de octubre de 1967 moría Ernesto Guevara de la Serna más conocido como "El Che" , en Bolivia. Yo tenía 4 años probablemente ni me enteré entonces pero sí recuerdo el afiche de El Che, en una de las habitaciones de la casa de mi Abuela , en Bell Ville, Córdoba.La había colocado allí mi padre que lo admiraba.La admiración por la figura del Che era frecuente en muchos de los jóvenes de la generación de mis padres.Aparte era medio cordobés como no quererlo, había nacido en Rosario pero muchos años los pasó en Alta Gracia , Córdoba.

Me impresionó siempre la foto del Che muerto, mi pregunta es y si eligió "perder" así. Si eligió su muerte como había elegido su vida ??. Había quedado piel y huesos pero esa mirada , aún muerto, tenía toda la fuerza, el poder que tuvo en vida. Una mirada plus ultra.


Muchos dirán " no se bañaba", era "zurdo", "sanguinario",un "perdedor ", lo que quieras, quiso otras vidas mejores para muchos no sé si eso no dice bastante de él. Los métodos fueron horribles, sí. Pero ¿ Quién le pone el cascabel al gato ?. Hay que situarse en el contexto histórico sino no se entienden algunas medidas que yo no comparto.¿¿¿ Acaso los del otro bando fueron piadosos ???. Miremos hoy a Siria, a Palestina, a Afghanistán, etc. ¿ De esos métodos no hablamos ?.


"El Che "murió en La Higuera, Bolivia. Lo asesinaron. Creo que el miedo es hermano del salvajismo,de la cobardía, había que matarlo porque molestaba, porque su presencia ,de una rebeldía perpetua, les recordaba a quienes lo asesinaron, lo que no eran:patriotas, idealistas, gente jugándose por el pueblo.Lo mataron y si ya era entonces toda una figura histórica se convirtió en un mito. A los mitos no se los olvida. Se nos fue en cuerpo pero su alma sigue estando presente todos los días no sólo en los aniversarios.


Dudé en escribir este texto porque por ahí quería guardar estos recuerdos, esta apreciación de la figura de "El Che " en mi interior pero después me dije que una figura así, querida, relevante, merecía al menos unas palabras que siempre serán de admiración. Reniego de la lucha armada, de la violencia y preservo el gesto, lo heroico que era El Che, lo simple, el ideal incombustible que lo llevó a la muerte. En tiempos lavados de heroísmo, de gestos, de ideales , recordarlo es lo menos que puedo hacer, lo lloré muchas veces. Nunca me alcanzan las lágrimas para agradecer,para extrañar a esos valiosos, esos gigantes que no son un afiche sino unas vidas dedicadas a hacer algo bueno para el otro, mejorar la existencia de los que menos tienen, soñar y obrar para que este mundo imperfecto sea vivible y más igualitario, no es una Utopía y debería ser un deber de toda persona que se precie de ser humana.


Para sintetizar y a 50 años de su muerte quiero decir dos cosas.Una, siempre valoré inmensamente que habiendo podido ser un muchacho bien , un médico de clase alta cuya vida pudiera haber sido regia, normal, tranquila miró hacia el costado y entendió Todo, eso tan sublime de no poder permitir que los demás siguieran sufriendo pobreza y miseria, que él tenía que hacer algo al respecto, que no bastaba con ser médico, que se tenía que jugar por los otros. Su amor por los otros fue más grande que su ego y que su amor hacia sí mismo.Dos: resuenan en mí y a muchos por suerte las palabras que escuchó Walsh de un soldado y que escribe en el prólogo de su libro "Operación Masacre" " no me dejen solo hijos de puta ".Ese "no dejarlo solo" creo que resume todo lo que quería decir por aquí, a 50 años de la muerte de uno de nuestros más queridos compatriotas, "El Che".

Mónica Pedraza

viernes, 29 de septiembre de 2017

El mundo paralelo








Llego a casa y tiro mis tacos apenas entro. Siouxsie hizo lío, me comió parte de la alfombra de la entrada. Sonamos, veterinaria. No tengo un puto peso pero iremos con Siouxsie al veterinario.Siouxsie es mi perra. Mi bella, mi todo. No es una perra fina es de la calle y la adoro.

Él me escribe por teléfono , me dice que soy lerda. Que me apure, que no llegamos a la cena de los Lezama. Que siempre le hago lo mismo, que no me ponga la pollera corta. Que...


Abro la heladera, me tomo un vino blanco helado, demoro a propósito. Y sigue pasando la hora y me vuelve a llamar y me putea directamente. Lo escucho y de paso me leo el correo de una de mis redes sociales.


Creo que él y yo somos abismo. Tan diferentes, mundos paralelos que nunca se encuentran.A él le importa el status, es inseguro y a mí me importa el corazón de la gente, me exaspera su servilismo, su debilidad. No soporto la debilidad. Debo haber nacido de un oso feroz por el coraje y el temperamento.


Acaricio a Siouxsie, sabe que ha hecho lío y me mira con los ojos más inquisidores, la amo. Bella, genia le digo.Es mi hija, mi nena.


Lautaro me llama y me grita...he decidido que no voy a su maldita fiesta, no me gusta que me pasee entre sus amistades.Las minas me quieren liquidar y ellos, se les nota el colmillo de lejos.Harta de tanta banalidad. De lo light que es Lautaro y de su mundo boludo y en decadencia.

Somos mundos paralelos nunca nos encontraremos, no tengo entrada en ese mundo frágil, yo quiero que me devore y él zozobra ante el minuto diez de mi demora. Basta.


Andate Lautaro, andate.Ve a la fiesta, ve. Yo he decidido asumir mi soledad como se asume una tragedia con dolor y sin piedad. Soy la mujer más sola del mundo pero tengo a Siouxsie que es lo más. Mi hermana, mi piel, mi alma. Váyanse todos a cagar.


Mónica Pedraza

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Hagamos de cuenta...





Hagamos de cuenta que nunca fuimos ni seremos. Que nunca me hiciste doler ni nunca me jodiste la existencia y que nunca te amé y te cuidé. Olvidemos los detalles, los bloqueos,tus perfiles falsos,tus dudas, tus infidelidades, tus heridas abriéndome en dos , en mil dos partes.


Hagamos de cuenta que llueve aunque haya sol O que hubo fuego cuando sos un mar gélido. El Ártico, sos el mar Ártico.



Mónica Pedraza

domingo, 24 de septiembre de 2017

La belleza es efímera o no






Lo efímero es imprescindible.Es apenas momento pero es belleza, es instante y es pena.Porque no volverá. Toda la Belleza se irá con lo efímero. Marcado por lo instantáneo ES, pero a la vez NO SERÁ. No tiene posibilidad de ser. Un beso efímero, el rostro de una mujer es efímero,un sueño es efímero, un acto de piedad es efímero, una comida exquisita es efímera. Ese hombre bello que viste una vez cerca de Tribunales no es, fue, pero qué Belleza te dejó , que aún lo recuerdas y sólo lo viste una vez.Ese perfume delicioso que llevaba él, en el ascensor , era, pero que mareo te provoca ahora cuando recuerdas ese instante, ese traje, ese perfume, a él.

martes, 12 de septiembre de 2017

Vos te crees todas las cosas








Vos te crees todas las cosas. Y escribís en papiro el dulce sonido del aletear de mariposas. Danzás, dejó de llover, sobre la calle, danzás.


Vos te persignás y en sueños nadás. Y te deleita la voz de él y das y das y das y das y siempre das. Y no viste como te adelgazaste de dar.


Cromosoma y caracola. Y nubes sobre tu cabeza. Y límpida frente para besar. Los seres acuáticos son más hermosos porque son puros.


¿Qué palabra abarcará el mundo ? .¿ Qué sumisión de la especie podrá naufragar esta raíz de llanto ?. Y Perder. Y estremecerse en la noche como una serpiente a punto de mudar de piel.


Vos sos ingenua. Y cristalina. Vos sos pérfida y mala. Y dulce cuando se te antoja. Cuando el bretel de tu vestido cae sobre los pechos y la desazón es un vértigo infinito sobre los pliegues.

Pero claro es un maniquí en la vidriera el que te señala. Y se parece a alguien, enorme. De fuego, de hielo. Y tratás de recordar y ...


Vos te crees todas las cosas. Chamánica rubí y te estalla en las arterias una pena, oh la pena. Sí, esa, malévola desgracia de los que pronuncian nombres al alba , cuando nada queda, cuando nadie queda...


Vos surféas el mar, la ola rebelde que golpea los muslos. La que se atreve.La esquiva.


Mónica Pedraza









jueves, 31 de agosto de 2017

Brit








Definitivamente es lo que hay. Un vidrio nublado y sucio. Una ducha caída en el baño. Una cama sostenida por libros. El aliento fétido de la mañana.A Brit le cuesta abrir los ojos. Coloca la taza de café en el microondas. Empieza el día.


La cotidianeidad que es un acceso sin pasaporte a la tragedia. Vivir sin un porqué ni un para qué. Tomar el colectivo a la vuelta, sentarse junto a la ventanilla , bostezar.Celso que es positivo le dice "pero tenés otra oportunidad ". Un día es otra oportunidad , eso y liquidarse es lo mismo.


A la cuenta de 10 me queda bajar del omnibus y caminar se ordena.Espero verlo, siempre me gustó, espero verlo. No sabe cómo es su nombre sólo que lo ve hace un par de meses cuando pasa por el restaurante, le sonríe desde que lo vió por primera vez. Le chocó entonces esa familiaridad, esa cosa canchera de sonrisita Kolynos para ganársela. Pero...a la tercera o cuarta vez le devolvió la sonrisa, ahora le gusta pasar por ahí y que esté...Ya le levanta el día, que esté.Si supiera Celso...


Si supiera que está harta de la rutina, de lo sofocada que está de entrar al departamento y registrar el vacío como una maza que le da en la nuca. Y no estar conforme nunca con lo que queda de eso que fue, que fue lindo pero fue. Harta de lo triste que se le ponen los ojos cuando mira a los ojos a Celso.Entonces tiene ganas de desaparecer, de ser la mujer invisible. Y hacerse humo y huir por la ventana.


Pasa por el restaurante y ahí está. Y recuerda lo de la "oportunidad ". No le tiemblan las piernas para entrar al salón y decirle "che, qué bien se ve esto desde la calle ". Él entiende todo y le dice el "Hola " más lindo que escuchó en su vida. Le dice que se llama Pablo, que cuando quiera que pase por ahí...

Tiene bellos ojos se dice. Y a Brit le brilla la mirada. A veces un gesto cambia todo, romper el hielo, soltarse, perdonarse. Que uno puede equivocarse y pelearla ¿Cómo ?. Darle cabida a la alegría y a la esperanza.Porque definitivamente hay que vivir. Pelearla, no retroceder, salir a la calle como un tigre. No como un leoncito tierno sino como un tigre peligrosamente salvaje.


miércoles, 23 de agosto de 2017

Casi fin de agosto








Casi fin de agosto. La luz infinita imperturbable. El día que dura aún más y un poco.Nuestros cuerpos van a caer y rodar. El nudo gordiano del enigma se ha terminado, se desató la fiebre y ya no hay tregua ni quietud.


A veces pienso que podría con todo.Que podría encender el Universo si quisiera.No es una cuestión de voluntad es una cuestión de fe, de tesón, de impaciencia, de terquedad absoluta.De no detenerse en obstáculos, de la miseria de los sentimientos, de la negatividad sino de dejar atrás todo eso y levantarse con todo una vez más como siempre. Con la fortaleza de un titán y la sensibilidad de un dios piadoso, hermoso como este día.


Llévame a pasear, déjame temblando.Mañana es tarde.


Este es el punto para no volver. Es el Destino y una jornada. ¿ Sientes el Cielo temblar entre estos brazos ?. Puedes creer al fin y abandonarte.


Tantas Vidas que perdimos en el mar, tantas palabras entrecortadas, no deseo más que tu aliento,tu sed...


Perderme en deletrear el nombre de la felicidad, será con F, será con L, será con ??...


La piedad del Cielo nos asiste.Ceci n'est pas une pipe.

martes, 8 de agosto de 2017

Monique








Es tarde, son las 5 de la mañana. Monique tiene que cerrar el bar, se pasó de rosca, debería haber bajado la persiana a las 4:00 pero...Charla va charla viene.Y es mitad de semana. Y un par todavía aguantan con unos tragos desde hace rato.


Se sirve el último vodka de la madrugada. Tiene el hígado en pedazos pero insiste. Y observa cuidadosamente a los que quedan. Los conoce de memoria, los empedernidos, borrachos de día y de noche. Cada cual se mata y como quiere piensa. Dan lástima, recoge sus "huesos" antes de echarlos a la calle. Y se pierden.Nunca sabe si volverán mañana, les parte el alma tener que despedirlos al fin de cuentas son clientes y tras tanto tiempo amigos aunque no les aguanta el hedor a alcohol hecho persona.

Y los enamorados, los que encuentran palabras para amarse y miradas cuando ya todos piensan en la almohada acogedora que los llevará de vuelta a la Vida, porque aquí la vida es de mentiritas y es dura, de acero. Pero ellos perturban el alba con sus miradas de amor y sus promesas que traicionarán apenas puestos sus pies al cruzar la puerta.


Y los amigos de todos, los enamorados de la noche, los solitarios,los pendencieros, los juerguistas, los charlatanes,las putas y los dealers, los estafadores y los maricas...todos ellos en el bar, todas las noches o algunas, depende si es fiesta, luto o engaño. Depende si hay alegría por dentro o llueve la pena como rocío.


Y ella. Toda tatuada. La miran , no se le atreven, Saben que no pueden con semejante Infierno. Además tiene sus empleados, los elige fuertes, porque más de una vez hay lío y aunque tiene fuerzas le viene de 10 tenerlos porque si es cierto que el café ameniza todo , un trago de más induce a la tragedia. No más bar, no más quilombo se dice pero todas las tardes se vuelve a enamorar de ciertas costumbres, de cierta rutina que es hermosa y destructiva.

Y le gusta que el boliche estalle de música, de humo, de ruido, de fiesta, de noche y desencanto.Porque la Vida es más o menos eso, vómito,risas, pena, amor, sexo salvaje, el agua bautismal de los noctámbulos tiene graduación alcohólica. La noche se cierne amable sobre cada ángel que busca su ascenso pero el alba aniquila todo sueño con el puño contundente de la claridad, la verdad y la arruga sobre la frente.


Monique pone la llave en la puerta y las mil y un cadenas. Y se aleja hacia su departamento, la madrugada la despierta, el sol sale sobre el horizonte, el viento es mínimo. Es como una caricia se miente.


Mónica Pedraza

sábado, 29 de julio de 2017

Sobre todo temblar









Nunca se ve tan lejos o sí, y todo es más irreal. Como jugar con fantasmas. Y Exiliarlos o hacernos amigos. Convivir con ellos. Después de todo uno será un fantasma algún día.


Y ser raíz de alguna historia. Y servir para algún guión o novelita. De esas que se se consumían tipo folletines en los pueblos polvorosos, esos que leía fervorosamente Manuel Puig. Cotilleo de pueblo, fermento para telenovelas, caldo de cultivo para lo peor de los pueblos: los chismes.

Cultivar. Ser un agricultor , amante del alba, y sembrar Y celebrar la lluvia, anticipar la granizada, la plaga o la sequía.


O ser un cantor de tangos y comerse la noche. Y llorarse la madrugada. Con letras impresionantes donde se lamenta un amor perdido, la madre que nos parió o el sabor de la yeca cuando es verano y el asfalto es pura brea ardiente y levantisca.


O ser el silencio que tiembla en los labios de los monjes en los monasterios. Y ser nuevo, fresco, casi santo y oler a Dios, un Dios cítrico o animal. Y dar luz poesías y canciones. Y temblar, Sobre todo TEMBLAR.



Mónica Pedraza

jueves, 20 de julio de 2017

Annick








No para de sangrar la nariz. Ella brilla como una bola , esa que gira en las discos. Ella es de buen mirar y ver. Trasero contundente, rabia en los puños.


Nacida en San Petesburgo, ella es como una gitana. Nunca se puede confiar en esa gente diría su abuela. Te venden por nada.La sonrisa le estalló cuando se acordó que ella y Ludmila se disputaban el cuerpo de Ryan.


Transpira demasiado, adentro de la disco todo es fumata y tragos. Está ciega de tomarse vodkas.Y vodkas. Deberías dar el ejemplo a tus hermanos le dice su madre. ¿ Cuáles ?. Tiene tantos y de diferentes padres.

Ryan el negrero, el traficante de cuerpos.El tipo más vil que conoció. El regenteador de mujeres, vendedor de deseo. Nunca pudo con ella por eso la odiaba. Y le juraba que la iba a "limpiar" cuando se descuidara.


Afuera hace frío, nieva. La nevada es feroz como un puñetazo en pleno rostro se dice...No sabe que hora es ni quien es.

En la remera hay manchones grasientos de sexo sucio y barato, y gotas de sangre...


¿ Porqué la vida huele a alcohol de décima ?. Ludmila la llamó , la cara toda hinchada de golpes y ella que estaba dada vuelta. Y Ryan que no paraba de gritarle "putas rameras son todas", "putas ..." Y sacó su navaja y no lo escuchó más. Hacía una década que lo oía refunfuñar, insultar...


Y salió a la nieve y se bañó con ella. Y se limpió. La luz descendía de alguna parte y todo sonaba como un concierto de Radiohead, ohhh tan maravilloso.



Mónica Pedraza

viernes, 16 de junio de 2017

El vacío, la incompletud







En nuestra vida cotidiana vemos como el proceso de conocimiento del otro pasa por el semiconocimiento-sorpresa-excitación-línea cero- decepción porque todo tiene que ver con un tiempo que es un shot, un momento, no tenemos literalmente tiempo para darle al otro, la pausa suficiente para estar toda una tarde, todo un día con alguien y charlar de todo, tiempo para mirarlo a los ojos, no miramos a los ojos miramos si es flaco, si es musculoso, si tiene arrugas, si tiene celulitis, si tiene la cola parada, si tiene lentes...No tenemos tiempo para saber si está triste, si tiene madre, si le gusta el mar o las montañas, en esa espiral de enloquecimiento solo conseguimos aturdimiento, atiborrarnos de alcohol, sexo, sexo, sexo, más alcohol y substancias. Todo para conseguir el ohhhh que nos va a garantizar el momentito de dicha, " la supuesta llegada del Paraíso " porqué no es el Paraíso, porque si lo fuera sería un estado de infinitud no un momento, llegar a la cima implica todo el camino, disfrutar del viaje, tener tiempo para uno y para los demás. Sino me conozco a mí misma como puedo llegar a conocer a los demás, sino sé cuales son mis límites, lo que quiero verdaderamente de la Vida como puedo ofrecerle al otro verdadera compañía, amor verdadero.


El vacío es la verdadera completud, lo que está vacío es, lo que no piensa en términos de resultado sino de dar generosamente: Es. Tener tiempo y ofrecérselo al otro es dar verdadero afecto, escuchar con atención es verdadera escucha, todo lo que nace del corazón, del espíritu nos hace crecer, madurar, estar completos, ser totales, íntegros. Lo que es de la mente es intriga, sospecha, desconfianza, liviandad, odio, ira, agresividad... La mente nos manipula, está en nosotros dejar que eso nos pase y nos liquide como ser humanos o empezar a cambiar el chip de la repetición de errores, frustraciones e inseguridades.


Todo lo que viene de la mente en exceso, la maquinaria mental como digo yo es mentira, es humo, es el verdadero vacío en el que nos sentimos solos, incompletos, tristes, desesperanzados. La maquinaria mental ahoga nuestra hermosa expresión de Ser con todos y en uno mismo... La incompletud es aquel estado en que tengo todo (lo material-sensorial) pero a la vez estoy desposeído de todo: no sé quien soy por ejemplo.


La frustración deviene de un estado de mí mismo que no me agrada, el otro no me completa porque yo tampoco estoy listo, espero demasiado de los demás y nada de mí mismo.

Dice el Dhammapada, uno de mis textos de cabecera, " El sabio endereza su mente, vacilante e inestable, difícil de retener, difícil de refrenar, como el que hace flechas endereza un flecha." y más adelante nos aconseja " Cuide el sabio su mente, imperceptible,sutil, que vuela a su antojo; la mente vigilada aporta felicidad ".


Foto del post: Sonia Givray

domingo, 11 de junio de 2017

Alambres de púa








No es nada nuevo, saltar los alambres de púa. Campo y desesperación. El tren te ha dejado en estación Soledad. Cualquiera puede pero vos no, vos sos honesta.Tus tías las que te criaron. Las que te cuidaron.Ellas saben.


El difícil arte de la nostalgia. Cuelgan rosarios en tus dedos y rezos nocturnos. Y lo angelical se te prende al camisón. Y no te deja nunca.Cómo se hace para volar luego de visitar el Cielo pero el verdadero. Falta inspiración.


Se van desvaneciendo los lazos, queda el moñito del regalo, la copa de champagne...La gente y sus temblores. La hipocresía de ocultar las faltas, vos siempre fuiste tan temeraria, tan salvajemente sincera.Naúseas de ver como todo se esconde y se quema. Y se olvida en segundos. Y vos defendés el derecho de gritar, de estallar, de bailar con la más difícil.


Tuertos, ciegos, sordos , mudos, perdidos en sus ensoñaciones.En sus torres de autoconvencimiento, con sus " está todo bien ", " acá no pasó nada".Disimuladores, simuladoras, gente que se miente y se siente bien excavando su jardín privado y matando las lagartijas vecinas.


Es una torre de miedos y vos le escapás al miedo como una maldición, que no nos pegue, que da mal olor, que enturbia el espíritu , te convierte en fantasma.


Amar la libertad, las ventanas abiertas, el camino largo y sagrado, mirar de frente, no temblar, ser consistente aunque duela, aunque no quede nada, nada.Vos.


jueves, 8 de junio de 2017

Inge








Mi adorada Inge. Mi sol, mi chica eléctrica. Pienso en ti todo el tiempo. Y sofoco las ganas de tomarme el tren y perderme entre tus brazos.Como en 1967, como en 1984...


Recuerdo insensata como nos colocábamos en las vías del tren y salíamos corriendo cuando el tren estaba a pasos de nuestros cuerpos.Y nos tirábamos en el pasto a "hacer chanchadas " como decía Ruth. Es curioso como recordé estas palabras de tu tía, cómo resuenan en mí cada pisada tuya cada noche en que no vienes , cómo nuestro deseo trepaba y nos desbordaba. Somos instantes y somos eso que tembló en una cama, un nacimiento, una muerte, el suspiro por lo que se fue adelgazando de amores epidérmicos que nunca pero nunca se acercaron a lo que alguna vez sentimos.


Oh ven walkiria insensata,piel temblorosa, corazón salvaje, gata infinita.


La última vez me lastimé la rodilla, me la corté en una caída, dolió mucho y duele. Pero duele siempre menos si cierro los ojos y te veo irte, por el largo pasillo, como si fuera un sueño, pesadilla absurda que me persigue, la felonía del mundo posado sobre los hombros de mi amor, el Destino decide ¿ Decidimos suicidarnos y apagar el sol cuando termina la función ?...


El corazón es un enigma, caminamos en la Tierra con una respiración entrecortada, nuestra pena nos acerca a lo que de veras nos hizo sentirnos dioses en esta luctuosa Tierra donde sobrevivir es la norma.


Amor mío no sé cuánto durará este exilio, este Gulag perpetuo donde ya no tenemos chance alguna para el vuelo.Envíame poemas, palabras que tiemblen en el aire como un beso interminable de esos que te robaba, esos besos.



Paul


Mónica Pedraza

lunes, 22 de mayo de 2017

El Tiempo








Hablar del Tiempo es hablar de las Vidas. Las que fuimos, las que seremos, las que son. Las que se mantienen en suspenso, las que nos negamos a entregar porque son valiosas.

De los minutos en que sostuvimos el pulso del Amor y nos dolió, todo lo hermoso duele. Y vuela, y sólo lo retiene la memoria, escudo de nuestras imperfecciones. Queda una plumita arriba del espejo, entre libros una rosa que nos regalaron, la Belleza también se consume, es mutable la flor bella y esquiva.


De las veinte mil horas en que te amé.Y no lo percibiste. Los corazones son al unísono y son tersos, a veces son salvajes y tiembla el Mundo en el colchón que devora la pena original y última.


De los segundos que flotaban en el cuarto de mi viejo en sus últimos meses, Pa ¿ Vos tenés que decirme algo ?. Dijo, No. Y esa pregunta quedó colgada en el recuerdo de aquellas cosas que fueron Amor, Infancia, Confianza, Familia, Raíz. Le sostuve la mano afiebrada la noche anterior de sus últimas noches y me fuí con él.

El Tiempo es vibración, es Eternidad y nada. Y es Historia y agonía.Es árbol abatido por el viento en el campo familiar y es nube pequeña y blanca que nos guiña un ojo y suavecita nos abriga en esta Tierra inhóspita.


Y es una pequeña que viene sola por una larga calle, en el sudeste cordobés. Y la risa compartida entre amigas.Y la maduración que aún no es fruto otoñal tardío sino naranja agreste, rojiza , en la siesta del alto verano.



Mónica Pedraza


martes, 9 de mayo de 2017

Matilde








Matilde


Hay una larga fila de personas esperando el colectivo,se debe haber roto el tren dice Matilde. Acostumbrada, reacostumbrada, podrida de estar acostumbrada. Bueno con suerte llegaré a la hora de la cena se dice.


La noche avanza sobre Castelar. Los pasos de Matilde resuenan en la vereda. Su padre la ha salido a buscar, nena son las 22:00, me tenías preocupado. Matilde no contesta le da un super beso, lo quiere, es viejo, mucho. Es un gran padre pero está viejo.


Sube a su habitación, no quiso cenar, la espera eterna del colectivo le sacó el hambre. Se compró en el kiosco un sandwich de esos en que la milanesa es negra y finita, durísima, eso sí con lechuga y tomate. A la mitad lo tiró, era incomible, una goma. Será que en este país ni un sandwich puede ser decente. Qué se yo un con un poco de onda. Con carne fresca y blandita no como chiclet.


En el colectivo, para variar, que estaba lleno uno de esos morochos le tocó la cola unos veinte minutos hasta que se pudo sentar.Lo puteó en todos los idiomas, parado al lado de ella se le restregaba el muy asqueroso. Le daba verguenza moverse más hacia la ventanilla sobre su compañero de asiento, pero por otro lado temía que su vecinopensara que la degenerada era ella y no el bobo que en sesión erótica la tenía acorralada contra el bajo de su pantalón.


Cuántas veces había mirado esos buses, olorosos, a sexo en el fondo de los asientos, a mugre de años, a vómito de los alcohólicos del fin de semana, a Vida amarga y absurda.Cuántas veces se había encontrado con la mirada de los babosos y les había jurado la muerte en voz baja " Hijo de puta, que la yuta te lleve ", que te parió desgraciado.


Recordaba todo eso cuando su padre irrumpió en la habitación para decirle que Alejo la había llamado unas 20 veces preocupado por la hora. Alejo García Esquivel, su novio desde la infancia. Alejo era buenazo y era bobo. Era alto y bonito pero ella ya estaba harto de Alejo, harta de todo. Alejo podría ser su hermano pero jamás hubiera podido ser su hombre se dijo. Pensó que era dura con él pero la verdad es una y consuela y nos hace mejores y felices a pesar de la dureza de lo que tengamos decir. Alejo era lo mejor pero lo mejor era lo que Matilde verdaderamente deseaba ??. No.

Ella soñaba con alguien que veía en sueños, a través de la niebla y suspiraba. Suspiraba porque los sueños suelen ser hermosos, perfectos pero uno tiene que despertar y bajar a esta Tierra de horror y restregarse los ojos y conformarse.Y ella nunca se conformaría porque su raíz, la constitución de su alma era la rebeldía misma.Cómo conformarse con Alejo que no tenía vuelo que era buenísimo pero era aburridísimo y a ella le gustaba jugar/ hacer bromas/provocar, rebelarse, confrontar. Y Alejo no superaba las confrontaciones las temía porque sufría, no se aguantaba las peleas , él se las tomaba en serio, era un caso de Vida y muerte y para ella eran un juego, algo más que podía unirlos y no separarlos pero Alejo no se aguantaba el No, el quizás , el Hasta Luego.

Matilde pensaba en ésto y lloraba porque lo quería mucho y no sabía como decirle Alejo mi querido no puedo más, no puedo entendés, es más fuerte que yo, necesito ser libre. Pensaba en ésto cuando un dolor intenso la hizo tirarse al piso, un dolor espantoso en los brazos, terrible dolor que la dejó en cuclillas por una media hora.

No se animó a despertar a sus padres, no quiso preocuparlos. Y sintió que el pulso le volvía de a poco. Se dio cuenta que quizás esta vez y no otra era la señal de bajar los decibeles y cuidarse de tanto cigarrillo, se dio cuenta que lo único que quería en ese momento era gritar fuerte y que no podía hacerlo. Que temía volver a la vida así y repetirse.Que repetir la absurdidad no era una opción sino un Destino y que detestaba profundamente la historia de sus días, Vida vaciada e infinitamente absurda.


Mónica Pedraza