Mostrando entradas con la etiqueta poesía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta poesía. Mostrar todas las entradas

martes, 15 de agosto de 2017

Mirad: Un extranjero..., poesía de José Ángel Buesa












«Mirad: Un extranjero…»

Yo los reconocía,
siendo niño, en las calles por su no sé que ausente.
Y era una extraña mezcla de susto y de alegría
pensar que eran distintos al resto de la gente.

Después crecí, soñando, sobre los libros viejos;
corrí, de mapa en mapa, frenéticos azares,
y al despertar, a veces, para viajar más lejos,
inventaba a mi antojo más tierras y más mares.

Entonces yo envidiaba, melancólicamente,
a aquellos que se iban de verdad, en navíos
de gordas chimeneas y casco reluciente,
no en viajes ilusorios como los viajes míos.

Y hoy, que quizás es tarde, con los cabellos grises,
emprendo, como tantos, el viaje verdadero;
y escucho que los niños de remotos países
murmuran al mirarme: «Mirad: Un extranjero…»

José Ángel Buesa de El extranjero

lunes, 14 de agosto de 2017

Afuera la noche respira...Octavio Paz









Afuera la noche respira, se extiende,
llena de grandes hojas calientes,
de espejos que combaten:
frutos, garras, ojos, follajes,
espaldas que relucen,
cuerpos que se abren paso entre otros cuerpos.

Tiéndete aquí a la orilla de tanta espuma,
de tanta vida que se ignora y se entrega:
tú también perteneces a la noche.
Extiéndete, blancura que respira,
late, oh estrella repartida,
copa,
pan que inclinas la balanza del lado de la aurora,
pausa de sangre entre este tiempo y otro sin medida.


Octavio Paz, fragmento de "Más allá del amor "

viernes, 11 de agosto de 2017

Volver, poesía de Chantal Maillard










Volver



Sin continuidad.
De un lugar a otro. Un lugar
es tiempo detenido.
Recuperar la hebra del comienzo.
Adelgazarla.
Por la partida no.
Por el tiempo.
Que transcurre, dicen.

Recuperarla.
Pronunciarla.
Sin continuidad.

Y ahora acudiendo.
Con la hebra en la mano.
O en la boca, según cómo.
Allí donde quedó.

Ensamblar.
Hacer nudo.
Nudo no, en realidad,
pues no hay dos hebras sino una.
Antigua. Adelgazada.

Recuperar la hebra.
Allí donde las heces,
las del comienzo,
y el gesto, incipiente,
del ojo.
Pronunciarla.

La saliva hace el resto.
A eso llaman volver.


Chantal Maillard

sábado, 5 de agosto de 2017

3:30 de la madrugada, poesía de Sam Sheppard








Desde que murió Sam Sheppard creo que alguna buena y enorme estrella se apagó en el Cielo, y lo extraño. Voy a hacerle homenajes, es que era tan inmenso...Va este poema por hoy.



3.:30 de la madrugada


¿Es un gallo

O una mujer que grita a lo lejos?

¿Está negro el cielo

O a punto de ponerse azul oscuro?

¿Es una habitación de motel

O la casa de alguien?

¿Estoy en Texas

o en Berlín Occidental?

Y de todos modos,

¿Qué hora es?

¿Hay algún pensamiento

Que sea mi aliado?

Rezo pidiendo que se suspenda

Todo pensar

Absoluta suspensión

Espacio en blanco

Quiero ir por la carretera

Sin pensar en nada

Sólo una vez

No estoy suplicando

No me pongo de rodillas.


Sam Sheppard

miércoles, 2 de agosto de 2017

martes, 1 de agosto de 2017

Las palabras son más que un cuerpo...Fernanda García Lao








" Las palabras son más que un cuerpo:
el sonido
llama al diablo
que duerme en cada una
no hay modo de descifrar
si la locura se ocultará en algún pliegue
pero ni el miedo me salva
del vicio de verlas llegar "

Fernanda García Lao, escritora argentina

viernes, 28 de julio de 2017

Los perros románticos, poesía de Roberto Bolaño







Los perros románticos



En aquel tiempo yo tenía veinte años
Y estaba loco.
Había perdido un país
Pero había ganado un sueño.
Y si tenía ese sueño
Lo demás no importaba.
Ni trabajar ni rezar
Ni estudiar en la madrugada
Junto a los perros románticos.
Y el sueño vivía en el vacío de mi espíritu.
Una habitación de madera,
En penumbras,
En uno de los pulmones del trópico.
Y a veces me volvía dentro de mí
Y visitaba el sueño: estatua eternizada
En pensamientos líquidos,
Un gusano blanco retorciéndose
En el amor.
Un amor desbocado.
Un sueño dentro de otro sueño.
Y la pesadilla me decía: crecerás.
Dejarás atrás las imágenes del dolor y del laberinto
Y olvidarás.
Pero en aquel tiempo crecer hubiera sido un crimen.
Estoy aquí, dije, con los perros románticos
Y aquí me voy a quedar.

Roberto Bolaño

lunes, 24 de julio de 2017

Antes que el cielo..., Alí Chumacero









"Antes que el viento fuera mar volcado,
que la noche se unciera su vestido de luto y que estrellas y luna fincaran sobre el cielo a albura de sus cuerpos.Antes que luz, que sombra y que montaña miraran levantarse las almas de sus cúspides;primero que algo fuera flotando bajo el aire;tiempo antes que el principio.Cuando aún no nacía la esperanza ni vagaban los ángeles en su firme blancura;cuando el agua no estaba ni en la ciencia de Dios;antes, antes, muy antes.Cuando aún no había flores en las sendas porque las sendas no eran ni las flores estaban;cuando azul no era el cielo ni rojas las hormigas,ya éramos tú y yo ".

Alí Chumacero, poeta mexicano

domingo, 23 de julio de 2017

En el húmedo centro de la noche...Mia Couto








"En el húmedo centro de la noche
di mi nombre,
como si yo te fuese extraño
como si fuese intruso
para que yo mismo me desconozca
y me sobresalte
cuando suavemente
pronuncies mi nombre"

Mia Couto, poeta de Mozambique,de la poesía Di mi nombre

viernes, 21 de julio de 2017

Yo no soy de ningún siglo...Miguel Angel Bustos









Yo no soy de ningún siglo.
Vivo ausente del tiempo. Soy mi siglo como soy mi sexo y mi delirio.
Soy el siglo liberado de toda fecha y penumbra.

Pero cuando muera, el profeta que hay en mí se alzará como un niño sin moral y sin patria. Un niño loco con lengua de alaridos. Entonces amanecerá en el millón de Galaxias.

Madres del futuro; cuidado; cuando muera puedo volver.
Entonces, ay, vientre que me aguardas, dulcísima catedral de tinieblas.


Miguel Ángel Bustos

miércoles, 19 de julio de 2017

Como tú..., poesía de Roque Dalton








Como tú



Yo como tú
amo el amor,
la vida,
el dulce encanto de las cosas
el paisaje celeste de los días de enero.

También mi sangre bulle
y río por los ojos
que han conocido el brote de las lágrimas.
Creo que el mundo es bello,
que la poesía es como el pan,
de todos.

Y que mis venas no terminan en mí,
sino en la sangre unánime
de los que luchan por la vida,
el amor,
las cosas,
el paisaje y el pan,
la poesía de todos.


Roque Dalton

lunes, 17 de julio de 2017

El amor duerme en el pecho del poeta, Federico García Lorca









El amor duerme en el pecho del poeta

Tú nunca entenderás lo que te quiero
porque duermes en mí y estás dormido.
Yo te oculto llorando, perseguido
por una voz de penetrante acero.

Norma que agita igual carne y lucero
traspasa ya mi pecho dolorido
y las turbias palabras han mordido
las alas de tu espíritu severo.

Grupo de gente salta en los jardines
esperando tu cuerpo y mi agonía
en caballos de luz y verdes crines.

Pero sigue durmiendo, vida mía.
Oye mi sangre rota en los violines.
¡Mira que nos acechan todavía!


Federico García Lorca de Sonetos del amor oscuro

jueves, 13 de julio de 2017

El amor ...ah, qué rosa. Idea Vilariño








La flor de ceniza



El amor… ah, qué rosa.

Tenla, sostenla, súbele aguas dulces y puras,vela la milagrosa ascensión del perfume

y esa niebla de fuego que se le dobla en pétalos.El amor… ah, qué rosa verdadera.

Ah, qué rosa total, voluptuosa, profunda,de tallo ensimismado y raíces de angustia,

desde tierras terribles, intensas, de silencio,pero rosa serena.

Tenla, sostenla, siéntela, y antes que se derrumbe embriágate en su olor,

clávate en las espadas del amor, esa flor,esa rosa, ilusión,

idea de la rosa,de la rosa perfecta.


Idea Vilariño

domingo, 9 de julio de 2017

Yo, poeta de oficio..., Claribel Alegría










Yo,

poeta de oficio, condenada tantas veces

a ser cuervo jamás me cambiaría

por la Venus de Milo: mientras reina en el Louvre

y se muere de tedio y junta polvo

yo descubro el sol todos los días

y entre valles volcanes

y despojos de guerra avizoro la tierra prometida.


Claribel Alegría (Nicaragua)

martes, 27 de junio de 2017

Elegía 1938, poesía de Carlos Drummond de Andrade








Elegía 1938


Trabajas sin alegría para un mundo caduco,
donde las formas y las acciones no encierran ejemplo alguno.
Practicas laboriosamente lso gestos universales,
sientes calor y frío, falta de dinero, hambre y deseo sexual.

Héroes llenan los parques de la ciudad por la que te arrastras,
y preconizan la virtud, la renuncia, la sangre fría, la concepción.
De noche, si hay neblina, abren paraguas de bronce
o se recogen a los volúmenes de siniestras bibliotecas.

Amas la noche por el poder de aniquilamiento que encierra
y sabes que, durmiendo, los problemas te dispensan de morir.
Pero el terrible despertar prueba la existencia de la Máquina Enorme
y vuelve a reponerte, minúsculo, frente a indescifrables palmeras.

Caminas entre muertos y con ellos conversas
sobre cosas del tiempo futuro y asuntos del espíritu.
La literatura estropeó tus mejores horas de amor.
Al teléfono perdiste mucho, muchísimo tiempo de sembrar.

Corazón orgulloso, tienes prisa por confesar tu derrota
y aplazar para otro siglo la felicidad colectiva.
Aceptas la lluvia, la guerra, el desempleo y la injusta distribución
porque no puedes, tú solo, dinamitar la isla de Manhattan.


Carlos Drummond de Andrade (de Sentimento do Mundo)

Fotografía:Alexander Marte Reyes

domingo, 25 de junio de 2017

El avión que me lleve a tu boca










El avión que me lleve a tu boca


Quiero reivindicar el corazón de la aurora
y sumarme al coro desesperado
de los que pierden todo
y son arrastrados por la marea del olvido.

Y son vilipendiados por los cómodos,
los hipócritas, los que nadan de día
y comercian la noche,


Quiero inaugurar un ahhhhhhh de éxtasis
sobre un mar gélido
y derretir la indiferencia
quemarme en tu amor demente
cuidarte


Cuidarnos...


La ciudad es una línea gris
sus pájaros nos han cautivado
inmemorialmente
Ahora quiero marcharme
y alcanzar el avión que me lleve
a tu boca...


Mónica Pedraza





miércoles, 21 de junio de 2017

Hablo la lengua de los conquistadores..., Cristina Peri Rossi








"Hablo la lengua de los conquistadores,
es verdad,
aunque digo lo opuesto de lo que ellos dicen.”

Soy la advenediza
la perturbadora
la desordenadora de los sexos
la transgresora
Hablo la lengua de los conquistadores
pero digo lo opuesto de lo que ellos dicen".


Cristina Peri Rossi, “Condición de mujer”, en Otra vez Eros.

lunes, 19 de junio de 2017

El poeta pregunta a su amor...Federico García Lorca










El poeta pregunta a su amor por la ciudad de Cuenca


¿Te gustó la ciudad que gota a gota
labró el agua en el centro de los pinos?
¿Viste sueños y rostros y caminos
y muros de dolor que el aire azota?

¿Viste la grieta azul de luna rota
que el Júcar moja de cristal y trinos?
¿Han besado tus dedos los espinos
que coronan de amor piedra remota?

Te acordaste de mí cuando subías
al silencio que sufre la serpiente,
prisionera de grillos y de umbrías?

¿No viste por el aire transparente
una dalia de penas y alegrías
que te mandó mi corazón caliente?


Federico García Lorca

viernes, 16 de junio de 2017

Siempre ha sido mérito del poeta..., Rubén Bonifaz Nuño









"Siempre ha sido mérito del poeta
comprender las cosas; sacar las cosas,
como por milagro, de la impura
corriente en que pasan confundidas,
y hacerlas insignes, irrebatibles
frente a la ceguera de los que miran"

Rubén Bonifaz Nuño

miércoles, 14 de junio de 2017

" Y por qué, por qué..., Juan. L. Ortíz









"Y por qué, por qué,
de repente en la luz,
quemada por un ángel,
por qué
sale de la luz, ella, corriendo...
corriendo
a los caminos de la sed,
con el vaso de agua en las manos
y descalza,
por qué?... "


Juan L. Ortíz (fragmento de "Ella ")